Skip to content

El Acuerdo en Hopenhagen y el Nuevo Panorama!!! – Jessica López

diciembre 27, 2009

Finalmente, después de estrepitosas discusiones, oscuros procedimientos y la llegada de los primeros mandatarios de los países, se llegó a un acuerdo, el cual está muy lejos de ser legalmente vinculante, transparente y justo.

Sin embargo, se han escuchado declaraciones conformistas, en las que expresan que este acuerdo fue lo mejor que se pudo obtener, y que si bien es cierto es significativo, pues definitivamente es insuficiente. Esto hace que cada vez más, me cuestione este procedimiento de negociación y que estas palabras lejos de ser alentadoras a mi parecer son decepcionantes.

Es que ¿Cómo se pudieron desvanecer todas las intenciones expresadas en la ceremonia de apertura? Donde todos los presentes deseaban viabilizar un acuerdo justo, dando claras y prontas soluciones al problema del cambio climático, expresando enfáticamente su rechazo a la doble agenda y exigiendo la transparencia del proceso. La primera presidenta de la COP 15, porque finalmente fueron algunos,  expresó que la voluntad política jamás fue tan evidente. Pero definitivamente estas palabras se las llevó el viento y todo lo antes dicho sucedió exactamente al contrario.

La inconsistencia del proceso hace que delegaciones, que realmente se han esforzado por llevar a cabo las negociaciones, se vean opacadas. Y que la brillante aparición de unos pocos personajes traigan la “solución del problema” mediante un acuerdo inconsistente, y no obstante con ello; nos vendan la idea de que es lo que el mundo necesita y que para  el tratado  legalmente vinculante que el mundo pide, se requiere tiempo. Yo me pregunto, tiempo  ¿para qué?  Para que la cifra de afectados por el cambio climático aumente o tal vez para que el deterioro ambiental sea tal que no podamos remediarlo. Me cuesta un poco entender, que no  se reconozca la urgencia del asunto y que esta cuestión siga postergándose.  Probablemente este grupo de países, quienes elaboraron el “Gran Acuerdo”, estarán esperando el agradecimiento unánime de la población y uno de ellos no me sorprendería, si va por un segundo Nobel.

En la prensa escrita de mi país he encontrado una frase que es acorde a este evento “No hay mentira más perjudicial, que la verdad disfrazada”. Es que no puede ser más oportuna, creo que realmente refleja lo que fueron las negociaciones en el proceso de COP 15. Pues además de los documentos aparecidos de la nada, de la falta de voluntad política, la doble agenda y otros sucesos más, se añade la increíble participación de la sociedad civil donde este año, fuimos miles de personas; hasta triplicamos la cifra de jóvenes en el evento. Pero, ¿Cuál fue la real intención de acreditar a tantos miembros de la sociedad civil? Si en la segunda semana nos iban a restringir la entrada. Probablemente lo que una joven mexicana dijo sea verdad: “Nosotros solo les servimos para hacer cifras, para que después se jacten de que ahora se ha incluido a miles de personas, y solo seamos una estadística más, que ellos manejarán a su favor”.

Pese a todo lo evidenciado, para muchos de los que participamos por primera vez en uno de estos eventos, tenemos un sabor amargo de ello, pero a la vez esto se convierte en un impulso para seguir trabajando y buscar la manera de realmente hacer el cambio.

Sin duda las soluciones no estén precisamente en estas conferencias, sino en la revolución que nosotros mismos hagamos en nuestro interior y en la manera en la que transmitamos esta ola de soluciones, que acabe con la apatía y la indolencia de muchos.

Es importante, considerar que COP 15 no fue el cierre de un acuerdo, sino más bien el inicio del trabajo que mucho tenemos, para mejorar la situación de nuestro planeta. Y que este evento sea el motor de impulso para cambiar el rumbo de la búsqueda de soluciones. Incentivando más el desarrollo local y el cambio en el estilo de vida de los seres humanos.

Involucrando a más gente en la problemática, realizando movimientos con objetivos claros y planes de acción estratégicos para incidencia del mismo, con ello queriendo evitar que jóvenes y sociedad civil en general, sufran los atropellos que recibieron por la violencia de la policía en las afueras de Bella Center.

Sé que ahora muchos de nosotros estaremos más pendientes que nunca, de lo ocurre con respecto a los avances del acuerdo y que si bien es cierto no tenemos incidencia directa en las decisiones, es importante que sepan que estamos aquí trabajando desde nuestro propio espacio haciendo un real cambio. Haciendo que más gente sepa y se entere de la problemática, ya que la información es poder.

Las esperanzas no pueden morir y mucho menos podemos empaparnos de la negatividad de muchos de los líderes, quienes con el pesimismo intentan implantar en nosotros una triste resignación. Por eso ahora, es tiempo de buscar nuevos horizontes, de organizarnos, de hacer escuchar nuestra voz, de trabajar desde nuestra propia comunidad, y así que los líderes mundiales sepan que seguimos aquí en pie de lucha y siempre vigilándolos.

Jessica – Ecuador

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: